VISIÓN

Gracias al coaching entre otras cosas he descubierto, comprendido y aceptado que soy una persona única en el mundo, como la rosa del principito, que poseo algo distinto a los demás porque, no existe una vida igual. Cada persona, por mucho que comparta semejanzas con otras, aficiones comunes e idénticas profesiones, casi con toda seguridad no se expresará de la misma manera ni pensará de igual forma; no sentirá del mismo modo, ni apreciará las mismas cosas. En definitiva aportará un aroma diferente a su vida y por tanto el eco en las vidas de los que le rodean también será distinto.

Así pues, estoy totalmente convencido  de que todos y cada uno de nosotros tenemos algo o mucho que aportar a los demás, lo primero que hemos de hacer es creérnoslo y depués encontrar la manera de hacerlo.

Mi manera de hacerlo durante casi quince años de experiencia ha sido el ámbito educativo. He sido y sigo siendo profesor durante más de una década y cada día disfruto más acompañando a niños y jóvenes en este camino tan maravilloso al que llamamos vida. Lo mejor de mi profesión es que no pasa un solo día sin que aprenda. Muchas veces los profesores caemos en la pretensón de pensar que estamos en el aula para enseñar a los niños las verdades de la vida, pero cuanto más tiempo llevo en esta bella profesión mayor es mi certeza de que son ellos los que salvan la mía cada día.

Me encuentro en un momento en el que como diría Steve Jobs, se están conectando los puntos de mi historia. Una historia que ha estado marcada desde niño por una profunda  vocación de servicio. Siempre he tenido una especial sensibilidad para comprender, para escuchar, querer y cuidar a los demás. Por fin he encontrado la mejor manera de hacerlo: el Coaching. Lo escribo en mayúsculas porque estoy completamente enamorado de esta manera de tocar el corazón de las personas, de animar sus talentos y descubrir los tesoros que se esconden en lo más íntimo de su ser. Y porque más allá de la concepción un tanto simplificada que se tiene del coaching como un mero compendio de herramientas para conseguir una meta determinada, aunque en determinadas ocasiones se reduzca a eso, la mayor parte de las veces permite que las vidas de muchas personas, despierten.

Me siento especialmente comprometido con el mundo educativo. Con los niños y los jóvenes, con el profesor, los equipos docentes, equipos directivos y centros educativos. El coaching puede aportar y de hecho está aportando a los chicos mayor consciencia, sentido y motivación por implicarse en su proceso educativo. A los profesores les ayuda a recuperar la ilusión, su verdadera vocación, a convertirse en coaches para sus alumnos y responder con mayor inteligencia emocional a sus verdaderas necesidades. A los equipos docentes, equipos directivos y colegios a incluir dentro del currículo una disciplina que dota de mayor libertad y compromiso a los agentes educativos y como consecuencia proporciona notables mejoras en el rendimiento de los alumnos.

Con la pasión de quien escucha una profunda llamada interior, ofrezco mis servicios como coach para todos aquellos que queráis dar un giro a vuestras vidas, los que queráis mejorar en vuestras relaciones, en vuestra vida laboral. Para los que deseéis encontrar un espejo en el que mirar y descubrir el valor y la belleza que poseéis. Quiero acompañaros y disfrutar de vuestra fuerza para superar miedos, para deshaceros de aquellas creencias limitantes que os han bloqueado durante ya demasiado tiempo... y al fin, permitais que vuestra luz brille de tal manera que ilumine el camino para que otros puedan hacer lo mismo.