¿QUÉ ES COACHING?

Mira

¿PARA QUÉ Y PARA QUIÉN?

Propone un espacio de acción y reflexión en el que mejorar notablemente las habilidades en las relaciones sociales y en el conocimiento, regulación y control emocional del cliente. Dota por tanto, de mayor coherencia y mayor sentido en las acciones de cada día.

El cliente encuentra en un proceso de coaching un espacio para expresarse en libertad, escucha activa y aceptación incondicional hacia su persona por parte del coach. El reto del coaching consiste en sobrepasar la zona de confort del cliente para abrir el camino a nuevos comportamientos, actitudes y recursos que propicien mayor bienestar y la consecución de las metas u objetivos que persigue.

El coaching responsabiliza rápidamente al cliente. Busca que los procesos sean cortos y permitan una toma de conciencia, responsabilidad y plan de acción para que cuanto antes el cliente pueda manejar y dirigir su vida.

Es para hombres, mujeres, niños, niñas, jóvenes, amas de casa, ejecutivos, cocineros, profesores, empleados de banca, peluqueras... En definitiva, es para todos y todos pueden beneficiarse de sus bondades para explorar el presente y diseñar su futuro.

¿QUÉ NO ES COACHING?Compañia

El coaching se aleja de la asesoría. Se trata  más de una relación de mutua confianza en la que cada uno se nutre de la presencia del otro para progresar en las necesidades del cliente, que de una transferencia de saberes. El cliente debe encontrar sus propias respuestas y soluciones, y aunque en ocasiones puntuales, el coach puede aportar algunas sugerencias, la toma de decisiones es siempre del coachee.

El coaching tampoco es un ejercicio de psicoterapia, aunque se inspire en algunas herramientas utilizadas en la relación de ayuda. La terapia tiende a ser un ejercicio que afecta a la estructura psíquica más profunda de la persona y el coaching tiene un impacto más puntual derivando a la anterior cualquier indicio de patología o desorden psíquico.

EL objetivo del coaching no es el bienestar del cliente a cualquier precio sino su progresión y crecimiento. Los conflictos y dificultades que se encuentran son oportunidades para el cambio.

¿QUÉ ES COACHING?

Cuentan que en la Antigua Hungría, había una aldea llamada Kocs, a orillas del Danubio entre Budapest y Viena donde construían los mejores carruajes de caballos del mundo. Este tipo de carruaje recibió el nombre de coche (coach en inglés) y su significado no cambió nunca: sigue siendo algo que transporta a una persona desde donde está hasta donde desea estar.

Se considera como un proceso de acompañamiento cuyo objetivo es favorecer el autoconocimiento, y el crecimiento de una persona o un grupo de personas.

En ese encuentro, se estimulan y descubren los recursos, talentos y cualidades del cliente orientándolos hacia la consecución de un objetivo o mejorar aspectos de su vida personal.

El coaching bebe de la mayéutica socrática, proceso en el que por medio de preguntas y espacios de silencio el coach, a modo de catalizador, hace realidad uno de los postulados más importantes: el cliente (coachee en inglés), posee en sí mismo las competencias y el potencial necesarios para encontrar sus propias soluciones. De esta manera el coachee se responsabiliza de la conducción de su proyecto personal.

La intervención del coaching permite una alineación de las acciones, actitudes y aptitudes, motivaciones, creencias y valores para la consecución de una visión, una misión y un propósito que den un sentido más pleno a la vida del cliente.

Qué duda cabe que yo también tengo mi propia opinión: evidentemente relacionada con el nombre de esta Web. En efecto, para mí coaching es un arte; considerando el arte como aquella manifestación, inspiración, vocación humana capaz de expresar la belleza. La belleza de una vida consciente, con sentido; con propósito y misión.
Encontramos distintos tipos de coaching: ejecutivo, deportivo, sanitario, empresarial, educativo, personal, etc. Y muchos más porque el coaching es un modo de entender la vida y un modo de vivirla.